El sueño se hace a mano…

Yondainer Gutierrez

 

 

Yondainer Gutiérrez

Ciego de Ávila, 1987. Diseñador de Comunicación Visual egresado del Instituto Superior de Diseño (ISDi) en 2012. Desde el año 2008 ha estado trabajando en proyectos de diseño de experiencia de usuario y diseño de interfaces gráficas.

yon2x2@gmail.com

www.yon2x2.com

www.geo-graficas.com/yondainer-gutierrez

Generalmente, la infancia es un período muy influyente y decisivo en la mirada y el trabajo de los diseñadores. ¿Crees que tu infancia haya incidido en tu forma de entender y hacer diseño?

Yo nací en 1987, en Chambas, Ciego de Ávila. Siempre andaba descalzo, en short y sin camisa. Criaba peces, me iba al monte a cazar pajaritos y a bañarme en el río. A veces regresaba sin pajaritos y las jaulas llenas de tomate o calabazas o lo que me encontrara. Me sentía muy libre. Era fanático de Elpidio Valdés, El cucumí se despierta los domingos y de los Papaloteros. Vine para La Habana a mitad de 6to grado, y hasta ahora he vivido en diferentes lugares. Primero en Nuevo Vedado, luego en Lawton, de ahí a Guanabacoa, y finalmente regresé de nuevo a Lawton. Creo que por eso he desarrollado la capacidad de adaptarme fácilmente a nuevos contextos y retos, y sí, creo que mi infancia me ayudó a sentirme más libre y a ser más autónomo.

Portales de Infomed

Portales web de Infomed

Si ahora, después de graduado con más de cuatro años de intenso trabajo, pudieras elegir un proyecto, producto o servicio de comunicación visual que te hubiese gustado diseñar, ¿cuál sería?

Es una pregunta difícil de contestar. Me hubiese encantado realizar el diseño del “Havana World Music Festival” que hizo Edel Morales (Mola). Me parece genial.

Su gráfica me gusta mucho. Tal vez es que la veo muy atractiva para animar, pues el audiovisual es un área que disfruto bastante y es algo en lo que trabajé un tiempo.

Por otra parte, me gusta mucho el sitio web del periódico The New York Times por la limpieza del diseño, la usabilidad y la accesibilidad. Sus diseñadores hicieron muy buen trabajo de conjunto con los arquitectos de información y la otra parte del equipo que está detrás de esa obra maestra. Su visualidad me parece muy interesante, es actual sin perder su esencia.

Muestra de identidades visuales

Muestra de identidades visuales

A veces es difícil iniciar un proyecto de diseño, ¿cómo son los proyectos en los que trabajas?

Me interesan los proyectos que no me hagan perder el tiempo, que tengan un sentido, algún resultado concreto, que sean útiles. Últimamente estoy seleccionando solo los proyectos que me interesan teniendo en cuenta esos criterios.

¿Sueles tener algún ritual para comenzar a crear?

Trabajo en las madrugadas con un pullover de La Naranja Mecánica que me regaló mi amigo Tony. Trato de no buscar referentes en Google. No estoy googleando casi nada.

Ya no busco proyectos similares en las redes. Ahora estoy intentando ir desde el inicio hasta el final con lo que pienso y lo que deseo crear, pues casi todo está, si no hecho, al menos pensado. Es muy difícil innovar y hay muchos caminos e ideas que han sido pensados previamente.

Al final, casi siempre cuando uno parte de un concepto propio, que no lo vio en una imagen o un video, o al menos eso piensa, el resultado es auténtico y es difícil que sea igual a otro realizado.

Esto no significa que no tenga que estar constantemente buscando las últimas publicaciones sobre patrones de diseño, tendencias de la web, noticias y reportes de Google, Apple y Windows sobre cómo diseñar apps nativas para dispositivos móviles.

Geo-localización AlaMesa

Geo-localización AlaMesa App

Aún teniendo esa práctica de intentar partir 100% de tu creatividad, ¿reconoces algunos referentes que hayan marcado tu visión o tu forma de diseñar?

Sí, por supuesto. Creo que todo lo que he visto hasta hoy ha sido significativo. En el Instituto Superior de Diseño (ISDi) me inspiró muchísimo la obra de Javier Mariscal. Muchas veces e inconscientemente, intentaba “mariscalear” mis proyectos. Después, cuando empecé a trabajar Web me impactó Josef Müller-Brockmann con su libro “Sistemas de retículas. Un manual para diseñadores gráficos”, pues el diseño web toma muchos elementos del diseño editorial. Lo otro que me ha marcado es la tipografía. No un tipógrafo en particular, sino el estudio del arte tipográfico. En mi trabajo casi siempre priorizo que los elementos estén bien organizados y se puedan entender. Por eso casi siempre utilizo tipos bien legibles, que garanticen una lectura cómoda y me permitan ofrecer mensajes claros.

El diseño gráfico tiene diferentes campos, ¿qué te llevó a especializarte en el diseño de aplicaciones y productos web?

Antes de entrar al ISDi estudié 4 años en un Técnico Medio de Informática. Yo era de los que me quedaba hasta tarde en el laboratorio estudiando Flash y Photoshop. Con esas herramientas derivé por lógica en el diseño de multimedias y sitios web, y

eventualmente llegué al diseño de interacción para dispositivos móviles. No fue una decisión tomada a conciencia, una cosa fue llevando a la otra. De hecho, he transitado por el diseño de spot publicitarios para tv, he creado identidades para servicios y productos y he realizado trabajos para imprenta.

 

En los últimos años me he enfocado en el diseño para dispositivos móviles, ya sean apps nativas o mobile webs, porque me gusta poder crearle al usuario, desde cero, una experiencia determinada. Me gusta conducirlo a través del proceso y llevarlo a feliz término. Luego me siento a ver las métricas de cuántos vuelven a usar el sistema y de cómo lo hacen. En el caso de las webs, es divertido, tienes feedback inmediato. También, me interesa mucho la parte psicológica del asunto. Me gusta estudiar el comportamiento de las personas ante determinadas situaciones, cómo toman decisiones y por qué. Yo me siento más emprendedor que arraigado a algo; pero si tengo bien definido mi interés hacia el diseño de interfaces gráficas y de experiencia de usuario.

En poco tiempo las aplicaciones han tomado un protagonismo en la vida cotidiana. Sin embargo, existen muchas que no son funcionales. Podrías comentarnos, ¿qué se debería tener en cuenta para crear una buena aplicación?

Lo primero a tener en cuenta en el diseño de cualquier producto o servicio, sin dudas, es el público que lo va a consumir. Tienes que conocerlo a fondo y ese es un paso que muchos toman a la ligera equivocadamente. Debes conocer bien el mercado para el que vas a diseñar. Debes además tener en cuenta los patrones de diseño y uso para cada uno de los sistemas operativos y determinar bien la utilidad de la app que propones. Hay muchas personas que se lanzan a hacer una app que no resuelve problemas reales y termina siendo un fracaso.

App AlaMesa_promoción

Promoción de la App AlaMesa

¿Qué es A la Mesa? Y ¿cómo surge este proyecto?

A la Mesa es el directorio cubano de restaurantes. El proyecto se comenzó a gestar a fines del 2010. La idea fue de un amigo que vio una gran oportunidad de negocio, ya que en aquel momento no había ninguna forma de acceder a la información sobre los restaurantes del país y otros lugares que ofrecían también servicios gastronómicos.

Ahora, A la Mesa distribuye información a través de diferentes canales y con diversos productos. Tenemos el Directorio Web, las aplicaciones para móviles, la presencia en las redes sociales (Facebook, Twiter, Youtube, Google+), A la Mesa 360, Bajo la Piel y los Boletines semanales que han salido ininterrumpidamente desde mayo de 2011 y suman hasta hoy 194 ediciones.

A la Mesa 360, por ejemplo, es una recomendación, una selección de cinco lugares que hacemos con carácter mensual teniendo en cuenta criterios de relevancia en nuestro sitio. Esto es importante pues al no ser especialistas en temas gastronómicos no seleccionamos directamente los lugares. Sin embargo, después de cuatro años de trabajo nos sentimos un poco más seguros con nuestras sugerencias. De ahí, que diseñemos cada año Bajo la Piel, una publicación en la que les decimos a nuestros usuarios los lugares que bajo ciertos criterios nos han parecido los mejores del año.

¿Por qué crees que este directorio ha sido exitoso?

Lo más importante, es que viene a llenar un espacio necesario para acceder a este tipo de información. Cuando uno está pensando un proyecto es muy importante que lo que se ofrezca tenga utilidad, que alguien realmente lo necesite, y ese ha sido el caso de A la Mesa. Estamos muy contentos con los resultados, ya tenemos incluidas 9 provincias con un total de 580 restaurantes, pizzerías, cremerías, dulcerías, y la cifra continua creciendo.

¿Qué consejos le darías a un grupo de diseñadores que comienzan un nuevo proyecto?

 Hace unos días estaba viendo una conferencia de Andrew Kramer, y ahí él decía que hacer algo desde el corazón no era suficiente. Que lo más importante es trabajar intensamente y ponerle a un proyecto todo el tiempo que sea necesario. Cada día me convenzo más de esto. Puedes tener una idea o un proyecto que te guste mucho, pero si no tienes en mente que puede concretarse, y si no haces todo lo necesario para lograrlo, es muy probable que no funcione, que lo mates antes de nacer. Les aconsejaría a esos diseñadores que le apostaran a algo en lo que creyeran y que le dedicaran mucha energía y tiempo. Les diría además que escuchen a Silvio Rodríguez cuando dice que “el sueño se hace a mano y sin permiso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *