Escuchar es lo más importante

George Miller

George Miller Ramos

(Morón, Ciego de Ávila, 1976). Arquitecto, graduado en 1998 en el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría. Ha desarrollado disímiles proyectos de diferentes escalas y complejidades en Europa, Medio Oriente y América. En la actualidad, es Líder del Área de diseño de productos y Asociado Senior en Gensler, importante compañía de arquitectura.

www.gensler.com/people/george-miller-ramos

 

¿Por qué elegiste la Arquitectura?
En realidad no fue una elección. En mi formación personal todo se fue perfilando de tal forma que a los 12 o 13 años estaba decidido a estudiar arquitectura. Mi fascinación por el dibujo, tener una tía arquitecta y unos padres que te apoyan era todo lo necesario para llegar a esa conclusión.

LIP_Avenues

LIP Avenues. Foto: Cortesía del diseñador

Los proyectos que sueles liderar son muy relevantes y complejos. ¿Cómo coordinas el proceso de trabajo? ¿Qué estrategias te han resultado exitosas?

Siempre he tenido más de un proyecto corriendo al mismo tiempo (pero no a la misma velocidad). La variedad de escala (del equipo) ha sido extrema a veces. En Kuwait tuvimos uno en el que llegamos a ser un equipo de 76 personas trabajando desde Londres, Chicago y Los Ángeles. La coordinación fue amplificada gracias a la tecnología con videoconferencias, llamadas, intercambio de datos en servidores comunes, etc. Al final del día lo que más resuelve son los encuentros cara a cara para discutir en vivo. Creo que de algún modo la energía de un croquis a mano alzada se pierde en el milisegundo que demora en cruzar el mundo en una señal digital.

LIP Avenues 2

LIP Avenues. Foto: Cortesía del diseñador

Los arquitectos y diseñadores somos muy esclavos de nuestro ego y somos poco receptivos a opiniones sobre nuestro trabajo; imagina 76 egos en ese proyecto. La mejor estrategia es la comunicación y la participación independientemente del tamaño del equipo. Es lo que permite que todos se sientan identificados con el proceso de diseño y el diseño en sí.

LIPCH Block 37_1

LIPCH Block 37. Foto: Cortesía del diseñador

Cuando tienes la responsabilidad ante un equipo, la analogía que siempre me viene a la mente es el juego de bolos para niños. En esta modalidad hay un par de rieles que mantienen la bola en el tabloncillo y garantiza que llegue a su objetivo; aunque no siempre tumbemos todos los bolos.

LIPCH Block 37

LIPCH Block 37. Foto: Cortesía del diseñador

Has diseñado y proyectado para diversos países y contextos culturales, ¿qué es lo más valioso que has aprendido?

Que hay que escuchar. Solo así podemos entender la idiosincrasia de una ciudad, la forma en que vive la gente, la perspectiva de un cliente y las opiniones de tu equipo. Escuchar es lo que le va dar a la arquitectura una voz propia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *